Durante los últimos meses se ha venido tornando una agradable costumbre, el presentar a nuestros lectores, amigos y clientes, entrevistas sobre la destacada labor de los miembros de nuestro equipo de trabajo, así como de nuestros colaboradores y socios.

En esta oportunidad queremos dar a conocer a nuestro estimado compañero Raúl del Toro, con quien hemos decidido emprender una asociación estratégica en el ámbito de la investigación técnico científica, así como en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Raúl del Toro es un destacado especialista e investigador en las áreas de inteligencia artificial e ingeniería de control. Se ha desempeñado como investigador del Centro de Automática y Robótica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, una institución que comprende cientos de institutos de investigación en todo el país, así como en la Universidad Politécnica de Madrid, particularmente en el período comprendido entre los años 2006 y 2018. Durante ese período estuvo trabajando en diversos proyectos de investigación financiados por organismos públicos nacionales e internacionales, así como por entidades privadas.

Durante su etapa de investigador, Raúl fue desarrollando una concepción crítica hacia el fenómeno cada vez más patente, de la desconexión entre la investigación científica y su transferencia a la sociedad.

En efecto, existe una tendencia a que los resultados de incontables investigaciones efectuadas en numerosos países queden atrapados en montañas de papers almacenados en archivos, bibliotecas y centros de investigación, y no salgan a la luz en forma de aplicaciones concretas, dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas o a mejorar la relación entre el ser humano y la naturaleza. En España, cabe destacar, esta problemática tiene aún más fuerza que en el resto de Europa.

Pareciese pues, que en muchos casos el propósito de los científicos es la redacción de un artículo, la obtención de algún tipo de reconocimiento o ascenso en el ámbito técnico o universitario, o la aprobación de su trabajo en un congreso o conferencia científica, en detrimento de la transferencia de los resultados de tales investigaciones a la sociedad.

Para nuestro compañero Raúl del Toro, sin embargo, resulta absurdo que los resultados de las investigaciones científicas se mantengan al margen de la sociedad, más aún cuando es ésta la que en buena medida financia las investigaciones científicas en cada país, a través de sus impuestos.

Una solución a esto, por ejemplo, sería emplear los resultados de tales investigaciones en el desarrollo de servicios con utilidad social por parte de las empresas, como una forma válida de darle vida útil a las investigaciones que hoy por hoy se hacen en miles de institutos científicos en todo el mundo.

En medio de esa búsqueda hemos tenido la grata oportunidad de conocer a Raúl, con quien hemos decidido trabajar codo a codo para apoyar el desarrollo de nuevo conocimiento científico y técnico, con posibilidades reales de aportar a la sociedad.

En Gravity creemos que existe una fuerte tendencia dentro de la industria IT, ha canalizar todo el esfuerzo técnico, laboral y hasta ingentes recursos financieros, hacia los servicios informáticos, digamos, rutinarios, como lo son el diseño web y los CRM entre muchos otros, pero sin prestar atención a la necesidad de desarrollar nuevo conocimiento que permita empujar a la industria por senderos aún no explorados suficientemente. Senderos que a su vez permitirán el desarrollo de herramientas importantes para mejorar la calidad de vida de la humanidad.

Por esa razón, es que hemos decidido enrumbarnos en esta apasionante travesía de desarrollo científico junto a nuestro compañero Raúl del Toro, quién a continuación nos comentará un poco más al respecto.

research

Saludos Raúl, es un gusto poder conversar contigo el día de hoy. ¿Podrías comenzar comentándonos sobre los proyectos en los que te involucraste en el pasado, en los que tu área de conocimiento tiene importantes aplicaciones prácticas?

En los últimos 10 años, he participado en proyectos de investigación y desarrollo enfocados, principalmente, a desarrollar soluciones a problemas de interés social.

Por ejemplo, soluciones para hacer ciudades más inteligentes (smart cities), mejorando determinados aspectos como la gestión del tráfico y el consumo energético, entre otros (https://artemis-ia.eu/project/50-accus.html). Asimismo, he colaborado en proyectos para la resolución de problemas en el ámbito de la agricultura.

Por otra parte, he participado en un proyecto cofinanciado por la Comunidad Europea para el desarrollo de plataformas digitales, que tienen por objeto la gestión de flotas de robots submarinos utilizados en tareas de exploración marina, así como en la inspección de infraestructuras marinas tales como parques eólicos o plataformas de extracción de petróleo (http://swarms.eu/).

Todos estos proyectos, cabe señalar, requerían de la aplicación de un conjunto de tecnologías enmarcadas en el concepto del internet de las cosas.

Interesante. En líneas generales, ¿cuál es el valor, la importancia o el aporte del internet de las cosas y de la inteligencia artificial a la sociedad?

Creo que el desarrollo tecnológico relacionado con el internet de las cosas nos permite obtener información en tiempo real sobre determinados aspectos de nuestras vidas y de la sociedad en general, lo que nos resulta muy útil a la hora de tomar decisiones.

Por otra parte, la Inteligencia Artificial nos provee herramientas para poder interpretar toda esa información, establecer relaciones causa-efecto y a partir de ahí facilitar la toma de decisiones.

Ahora bien, ¿coméntanos un poco sobre tu actual proyecto de investigación. Cómo surgió y por qué?

Bueno, como habrás podido entender, siempre he tenido una profunda inquietud sobre la necesidad de dar un paso más allá de la creación de conocimiento científico técnico y trasladarlo a la resolución de problemas concretos de la sociedad. En algunos otros países, en comparación con el España, esto es algo que se hace con mayor frecuencia.

En 2019, a partir de esta motivación personal, decidí finalmente crear una asociación sin ánimos de lucro en colaboración con otros colegas, cuyo objetivo principal sería contribuir a reducir la brecha entre el ámbito de la investigación científica y la sociedad, facilitando la conexión y colaboración entre emprendedores, empresas e investigadores de diversas disciplinas científicas.

Como ya he explicado, buscamos que el conocimiento desarrollado por investigadores sea aplicado tanto en iniciativas de negocios como en nuevos productos o servicios, o también en mejoras e innovaciones de los productos y servicios existentes dentro de las empresas hoy por hoy.

A partir de ahí empecé a trabajar en una idea de este tipo de soluciones, como son las plataformas digitales, el internet de las cosas, las metodologías de diseños basadas en modelos y, en general, las metodologías de diseño para la ingeniería de sistemas ciberfísicos. Este último, es un concepto relativamente reciente a nivel académico.

Me propuse llevar este tipo de tecnologías a otras áreas de aplicación, pero buscando al mismo tiempo que tuviesen un impacto relevante en la sociedad, y que fuesen atractivas para las empresas.

En ése contexto nació la idea de aplicar este tipo de soluciones al área del deporte y la salud, por su alto impacto en la sociedad, y de alguna manera aprovechar el incipiente desarrollo de los dispositivos wearables.

Acto seguido, comencé a contactar colegas expertos en biomecánica, que es la ciencia dedicada a estudiar los aspectos mecánicos del movimiento en seres vivos, y particularmente en el cuerpo humano.

Más específicamente, la idea era identificar problemas reales relacionados con la salud y el deporte, y de alguna manera contribuir con soluciones basadas en la integración multidisciplinaria.

En consecuencia, nos hemos propuesto la colaboración entre expertos en biomecánica y expertos en el diseño de estas plataformas digitales, como es mi caso, así como expertos en tecnologías relacionadas con el internet de las cosas y la inteligencia artificial, principalmente.

“buscamos que el conocimiento desarrollado por investigadores sea aplicado tanto en iniciativas de negocios como en nuevos productos o servicios, o también en mejoras e innovaciones de los productos y servicios existentes dentro de las empresas hoy por hoy.”

¿Qué aplicaciones concretas pueden derivarse de tu proyecto de investigación actual en el área de la biomecánica?

El objetivo final del presente proyecto, consiste en mejorar la eficiencia cuando una persona realiza un plan de entrenamiento deportivo, ya sea de forma autodidacta o bajo la tutela de un entrenador.

Mejorar la eficiencia significa concretamente, la reducción del riesgo de posibles lesiones físicas o el incremento de sus capacidades físicas.

En ello la biomecánica tiene un papel fundamental, porque es la disciplina científica que nos permite obtener un conocimiento más específico sobre las condiciones físicas  a las que están sometidas diferentes partes del cuerpo humano, cuando este efectúa ciertos movimientos necesarios durante la realización de una determinada actividad deportiva.

Ahora bien, coméntanos un poco sobre cómo llegaste a relacionarte con Gravity. ¿Cómo fue todo aquello?

Pues bien, a través de compañeros de trabajo y colegas en común, fue que llegué a entrar en contacto con tu persona, Antonio De La Rosa, CEO de Gravity.

Vale la pena destacar, que desde el primer momento en que le planteé la idea, Antonio la consideró como muy interesante y relevante, por lo que al poco tiempo de conocernos decidimos empezar a trabajar en conjunto.

Desde el principio tenía claro que para desarrollar este tipo de investigaciones se requería de una financiación importante, que una pequeña empresa no es por lo general capaz de asumir.

Dada mi experiencia previa en el ecosistema de financiación, tanto a nivel nacional como a nivel europeo, le comente a Antonio sobre cómo obtener financiación para este tipo de iniciativa.

Para ése momento ya habíamos generado la idea básica para el proyecto, por lo que decidí contactar a colegas míos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad Politécnica de Madrid, con amplios conocimientos y experiencia en el análisis del movimiento del cuerpo humano y de las ciencias relacionadas con el deporte.

El proyecto les pareció interesante, y acordamos buscar financiación en programas de la Unión Europea. De hecho, en este momento nos encontramos preparando una propuesta en la cual participan entidades de diferentes países europeos como Portugal, Alemania, Países Bajos y España.

¿Cuál serán los papeles de Gravity y de la fundación que tú presides, en el desarrollo de la investigación?

Gravity aporta su amplia experiencia en diseño y desarrollo de software, además de su capacidad emprendedora para llevar esos desarrollos al mercado.

En mi caso, y en el de la asociación sin ánimo de lucro “Via Smart Investigación y Desarrollo”, que presido,  además de aportar la idea inicial y conocimientos ingenieriles, aportamos la experiencia en investigación sobre cómo alcanzar nuevos desarrollos a partir de la aplicación de métodos científicos.

De la misma forma, aportamos el conocimiento del ecosistema de investigación, de una red de contactos, la experiencia en preparación de propuestas y la gestión de proyectos de investigación.

Por último, a ello se añade el conocimiento de programas e instituciones de financiación públicas, sin las cuales sería muy difícil llevar adelante este tipo de iniciativas por el alto nivel de inversión económica que requiere. Ello, permite minimizar los riesgos financieros para las pequeñas y medianas empresas, como es el caso de Gravity.

“Gravity aporta su amplia experiencia en diseño y desarrollo de software, además de su capacidad emprendedora para llevar esos desarrollos al mercado.

En mi caso, y en el de la asociación sin ánimos de lucro “Via Smart Investigación y Desarrollo”, que presido,  además de aportar la idea inicial y conocimientos ingenieriles, aportamos la experiencia en investigación de cómo alcanzar nuevos desarrollos a partir de la aplicación de métodos científicos.”

Antonio Hernández

Antonio Hernández

Passionate about digital innovation. Currently very focused on Cloud computing technology. What once was a boy's entertainment turns out to be my profession, which is fantastic.